El Neshumah

Yo no sé ustedes, pero en mi círculo cercano y lejano es muy común, muy muy común, la práctica de la falta de “tacto” al momento de comunicarnos, y esta parte hasta hace algunos años me parecía bastante normal, tan normal que me ha costado bastante modificarlo.


Pero en esta existencia dramática, la misma vida nos bendice al ponernos seres humanos capaces de transformarnos, que al momento nos llegan a caer super mal (yo por lo menos así lo he experimentado), porque nos muestran una parte de nosotros que no conocíamos, incluso con el tiempo se vuelven amistades muy fuertes.


Pero también está la parte de la autoeducación, esa que cada uno elige y por medio de ella vamos tomando experiencias y aprendizajes. De manera personal te comparto, que en estos últimos meses me he vuelto fan del autor “Brian Weiss” y él me llevó por medio de sus libros al Neshumah.


El Neshumah o Nesuma es una palabra yiddish, la cual significa alma.


Es impresionante como en algún momento de la vida hemos experimentado ser los "ladrones de almas", o estar del otro lado “ser a quien nos roban el alma”, para no hacernos bolas “ser quien aguada la fiesta”, como cuando los chiquillos están bien felices con la llegada de Santa Claus y nunca falta el que dice que Santa Claus no existe, que es un invento del consumo o no nos pertenece no es de nuestra cultura (amigo date cuenta, como te explico) o el que llega y te ve tan feliz, o en una sintonía fuera de serie de energías y optimismo y quiere, intenta o incluso logra “aguar la fiesta”, aun cuando sabemos que el fondo son los celos, la envidia de la buena, complejos de inferioridad u otras razones.

Todos, estoy segura, de que lo hemos experimentado y es de las sensaciones más horribles si nos lo hacen. Si lo hacemos y la otra persona no es de nuestro agrado se llega a sentir bastante, sí, suena horrible, pero así sucede, aun así, tengo la seguridad de que si somos más conscientes del significado de lo que hacemos la pensaríamos dos veces, antes de robarle el alma al otro.


Y a todo esto, qué prácticas podemos hacer para evitar robar el alma… apúntale que esto nos dice el autor. Nos comparte muchos puntos, yo solo diré cuatro.

  • Dar mensajes positivos. (sí, ya se es bien difícil y más cuando ya lo traemos tatuado el ser bien negativo)

  • Intentar comunicarnos sin criticar, sin juzgar, sin intención alguna de herir o dañar. (todo eso, sí, todo eso, suena complicado, pero no imposible. Sí se puede)

  • Escuche con atención, con distancia y perspectiva (qué te digo, deja el face y ponme atención)

  • El amor es algo constante, la rabia pasa.

Y ahí le dejo. Si quieres saber más te invito a leer al autor, revisar sus libros y empezar por el que más te llene el ojo.


Si en algún momento nos cruzamos nuevamente, te invito con toda sinceridad a que si me ves “aguando la fiesta” me regreses al camino del Neshumah.


97 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Chocolate