La niña que soy

Amigas, conocidas, maestros en redes sociales de cursos que prometen que serás el próximo influencer, me han dicho: revisa ese perfil, checa esta cuenta, fíjate en el diseño. Soy comunicóloga, observo, aprendo, pregunto, dudo mucho.


En ese repaso de cuentas descubro algo: Se presentan como expertos, todólogos. Lo mismo asesoran sobre el crecimiento personal y manejo de las emociones que sobre marketing o viajes. En cada área se dicen expertos. Ahí me echo para atrás. Yo no soy experta en nada. Ni al instagram le entiendo, menos a ser adulta o madre imperfecta.


Comienzan los videos y uff, vuelvo a echarme para atrás. No podrías estar tanto tiempo frente a cámara discurriendo como si fuera posedora de la verdad. Lo mío no son las aseveraciones sino las preguntas, la búsqueda de perspectivas.


Sí, invertí en Bitácora para generar contenido desde plataformas accesibles, fáciles de gestionar. Elegí la pregunta como vehículo para la marca: entrevistas. Las amigas con quienes planeo la temática del mes no quieren estar frente a la cámara, ahí coincidimos. Me armo de valor y pues le pucho al ON.


En pantalla se ve mi miedo, mi duda, mis ganas de conocer. Agradezco a cada invitado su tiempo, su conocimiento, su disposición. Así, en diálogo, en red, a través de preguntas es como Bitácora 52 explora la vida.


No creo en las respuestas únicas, sino en las diversas aproximaciones a un asunto, por eso buscamos variedad en los entrevistados y los temas.


Expertos, ni de la duda. La vida es una experiencia individual, lo que ofrecemos es acompañarnos en el descubrimiento, el asombro, la paz, la alegría a través de la creatividad y la terapia. Sí, la creatividad como forma de expresión de nuestra individualidad en un formato para compartir, para generar comunidad. La terapia como método para dialogar internamente, para resignificar nuestra historia, para registrar nuestras emociones sin fórmulas, sin atajos, sin frases motivacionales bien intencionadas pero carentes de fondo, con trabajo continuo y profundo. El experto en creatividad o terapia será con quien te sientas cómodo, tú. En Bitácora 52 te ofrecemos opciones, un mosaico de posibilidades, diversidad en los psicólogos y en las experiencias creativas. Elige la tuya, el viaje es tuyo, nosotros te acompañamos.


En abril, Bitácora 52 pregunta ¿Cómo vuelvo a ser niño, niña? Acompáñanos en el camino.


Foto: Leo Rivas

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Chocolate