Salud mental para docentes



Hay tres que sostienen la educación: los estudiantes, los docentes y los padres. En el 2021, los tres están estresados. Ya hemos dado recomendaciones sobre el espacio-tiempo de estudio para los estudiantes durante la pandemia. Hoy queremos enfocarnos en los docentes.


En algunos colegios los docentes ahora dan clase presencial y en línea al mismo tiempo, a esto le llaman modelo híbrido. ¿Les pagan el doble? Por lo que he averiguado no les han subido el sueldo desde el 2019 con la excusa de que la pandemia ha jodido la economía pero eso sí, el trabajo aumenta. Del lado de los padres, algunos colegios bajaron colegiaturas, ajustaron becas, escucharon. En otros colegios se aumentó el costo de colegiaturas e inscripciones, pero sin aumento al sueldo docente ¿A dónde se fue el dinero? Cada familia debe revisar los acuerdos que establece con el colegio de su elección. Mi recomendación es pensar en los docentes y en los estudiantes.


Un docente estresado por la cantidad de responsabilidad y por la poca remuneración, es un docente que necesita ser escuchado, aunque no lo sepa. ¿Cómo puedo escuchar a los docentes del colegio de mis hijos, hijas, hijes? Conversando con los estudiantes sobre cómo va la escuela, revisando actividades, averiguar el cumpleaños del docente. A través de eso podremos saber si el docente está cómodo o su nivel de estrés es altísimo.


Un docente estresado cometerá más errores, es normal, cualquier ser humano en esa situación lo haría. Un docente estresado no tendría una planeación adecuada del aprendizaje, ejemplo: podría dejar muchas tareas, podría dejar tareas que a la mínima revisión te preguntarás ¿esto para qué fue? Un docente menos estresado favorecerá el diálogo, trabajos integradores del conocimiento y transmitirá calma a los estudiantes. Los estudiantes se sentirán motivados más que atrapados en trabajos sin sentido y agendas imposibles de cumplir. Esto sólo reflejaría que el docente está igual. Recuerda, nuestros actos son evidencia de cómo estamos.


Como padres podemos y debemos averiguar las condiciones laborales de los docentes en los colegios que elegimos. Eso nos permite cuidar a nuestros hijos por extraño que parezca. Los docentes que se sienten seguros laboralmente trabajarán motivados, su foco estará en la enseñanza y no en el cómo hago para cobrar la siguiente quincena o que me contraten el próximo mes porque no hay contratos. Un docente seguro y motivado podrá escuchar a sus estudiantes, y como padre sentiré seguridad de que podrían reportarme cualquier cosa a tiempo.


Los docentes son seleccionados bajo qué parámetros, esto es muy importante porque determina el perfil docente de la institución, ¿Son profesionales en la educación o sólo profesionistas buscando un sueldo? ¿Están capacitados para el manejo de emociones con niños y adolescentes? Sí, un docente no nace en un día, pero ¿el colegio tiene un programa de capacitación docente constante? ¿Hay mucha rotación de personal? Cuando hay muchos cambios en la planta docente ¿quién garantiza la continuidad de los procesos de aprendizaje? ¿Cómo pueden establecerse metas a largo plazo y trabajos colaborativos si el personal es nuevo continuamente? Sí, esto afecta a los estudiantes.

Volviendo sobre el perfil docente, ¿sabes si tu colegio da seguimiento a casos de acoso? ¿Tienen protocolos para asegurarse de no contratar un docente con antecedentes por acoso?


Un docente que cuide su salud mental, será una persona que cuidará de la salud mental de sus estudiantes. Entenderá que los gritos, los regaños, las fechas límite y sus castigos por no cumplirlas sin escuchar al otro son absurdas y hacen todo, menos educar. Sabrá que lo importante es vincular al alumno con el conocimiento y con los demás, dejar la semilla del querer saber más.


Garantiza la salud y estabilidad de un docente y estarás cuidand de tu hijo, hija, hije. Cuida de tu salud mental y estarás cuidando de tu familia y de tu comunidad (ahí van los docentes de tus peques). Entenderás que una vida sin equilibrio no beneficia a nadie, por ello, buscarás reglas de respeto, paciencia, orden e integración en todo, tanto en los hábitos en casa como en la escuela.


Cuidemos a nuestros docentes empezando por respetar su horario laboral, esto va para padres y directivos de colegios. Respetemos sus tiempos de descanso, fines de semana y vacaciones. Dialoguemos con nuestros docentes, ellos también necesitan un buenos días, ¿cómo estás? Feliz cumpleaños.


Semos pacientes y dialoguemos padres y docentes en estos años pandémicos de educación híbrida. Después quedémonos con la costumbre de comunicarnos para seguir siendo aliados en el proceso de enseñanza-aprendizaje: docentes, estudiantes, padres.


Debajo te dejamos postales con ideas para la salud emociona de los docentes.


3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Chocolate